Recetas inusuales

Nueve consejos para hornear pan sin gluten

Nueve consejos para hornear pan sin gluten

Hornear pan sin gluten sin la asombrosa y casi mágica calidad del gluten puede ser todo un desafío, ¡pero no imposible! Use una mezcla de harinas sin gluten para crear un pan con levadura, húmedo y aireado, ¡como el pan "real"! A continuación se ofrecen algunos consejos prácticos que le ayudarán a hornear los mejores panes sin gluten.


Pegajoso y empapado es bueno

1

Los panes sin gluten requieren más líquido al convertir una receta regular en sin gluten. Su masa de pan sin gluten estará demasiado líquida y líquida para amasar, y así es como se supone que debe ser: ¡pegajosa y empapada! A medida que la masa sube, se vuelve más tensa y seca (las harinas sin gluten tardan más en absorber la humedad) y se vuelve más flexible. De hecho, cuando termine de leudar, se sentirá como una masa de pan "real". Deja de intentar 'arreglar' la masa agregando más harina a la mezcla, ya que terminarás con un ladrillo muy denso.

No es necesario amasar

2

Dado que no hay gluten que desarrollar amasando, no es necesario amasar. Solo necesita mezclarlo para activar la levadura y todos los demás ingredientes, y su batidora de pie es su mejor amigo. Los panes sin gluten también se hornean maravillosamente en máquinas de pan.

Conoce tu levadura

3

Cuando hago panes sin gluten, suelo utilizar esta técnica: añadir líquidos a los ingredientes secos. Mezcle por 1 minuto, descanse por 1 minuto. Haga esto alrededor de 4 a 5 veces. Después de eso, la masa todavía está húmeda y empapada, pero verá pequeñas burbujas que muestran que la levadura está activada.

Levantarse es fácil

4

El pan sin gluten, en comparación con el pan normal, solo necesita subir una vez. El aumento es siempre fundamental para la elaboración del pan. Un método infalible es precalentar el horno a 90 grados C. Una vez que alcance esta temperatura, apague el horno y coloque un molde para hornear poco profundo lleno de agua caliente en el estante inferior del horno. Coloque la masa de pan en su molde, cubra con una toalla húmeda, luego coloque en el horno en el estante del medio durante 20 a 30 minutos, o hasta que suba.

Primero practica, luego experimenta

5

Al principio, apégate a las recetas de pan sin gluten. Una vez que se sienta cómodo con el horneado sin gluten, puede comenzar a experimentar con la conversión de recetas de pan regulares en recetas sin gluten.

Quédate con tus 'encías'

6

No deje gomas (xantano o guar, u otros aglutinantes) fuera de las recetas de pan sin gluten, son imprescindibles para aglutinar. Estos aglutinantes atrapan el gas y el aire dentro de la masa, contribuyendo a la densidad, textura y resistencia. Si es sensible a las encías, use semillas de linaza molidas o semillas de chía en su lugar, o polvo de cáscara de psyllium. El psyllium funciona especialmente bien para el pan. Todos estos son agentes hidrocoloides, lo que significa que atraen agua y deben agregarse a la mezcla; de lo contrario, la receta estará demasiado húmeda.

Conversión rápida

1 cucharadita de goma de mascar = 2 cucharaditas de polvo de cáscara de psyllium = 2 cucharaditas de linaza molida

¡Temperatura ambiente, por favor!

7

Al hacer panes sin gluten, todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, especialmente con los panes con levadura, ya que la levadura necesita calor para activarse.

Busque panes con huevo

8

Especialmente si eres principiante, busca recetas de pan que tengan huevos. Los huevos agregan proteínas y estructura, además de humedad. ¡Es muy fácil trabajar con estas recetas y es más probable que tengan éxito!

Pasa el burbujeante

9

Intente usar agua carbonatada o cerveza sin gluten en lugar de agua. Esto agregará volumen a la masa y más gas y burbujas a la masa de pan.



Ver el vídeo: Todo sobre el gluten y celiaquía (Diciembre 2021).